10 consejos para captar la atención del alumno TDAH

Estos 10 consejos prácticos serán útiles para profesores que tengan alumnos con trastorno de hiperactividad y que se enfrenten a las dificultades de concentración que padecen estos niños. Trataremos el tema del TDAH en el colegio en otros posts y podréis encontrar en el blog otros contenidos prácticos que os ayudarán en el manejo de la hiperactividad en el aula:

 

1- Situar al alumno cerca del profesor. Evitar estímulos distractores (ventanas, compañeros, comentarios…)

2- Asegurar la comprensión de las explicaciones o de las instrucciones para realizar la tarea.

3- Efectuar la explicación al grupo en clase en términos adecuados. Emplear frases cortas y en los casos en la que la exposición debe ser larga repetir varias veces los aspectos fundamentales de la misma.

4- Al explicar o dar instrucciones establezca frecuentemente contacto visual con el alumno tdah.

5- Al finalizar la explicación (instrucción), dirigirse al alumno tdah de manera cordial, solicitar que repita lo que ha entendido de la explicación/instrucción. Ayudar a completar aquellos aspectos que no sean capaces de repetir, bien porque no lo han entendido, bien porque no atendió de manera suficiente o eficaz.

6- Repetir esto cada vez que se expongan explicaciones/instrucciones al grupo clase. Tras varias veces, el alumno anticipará que tendrá que repetirlo, actuando como factor que ayudará a mantener o dirigir la atención.

7- Cuando se ha consolidado el hábito de atender con cuidado a las explicaciones se puede ir reduciendo las solicitudes de repetición al alumno. Hacerlo de manera intermitente sin seguir unas pautas concretas que el alumno pueda identificar.

8- Permitir al alumno hiperactivo que realice algún desplazamiento por el aula a intervalos periódicos.

9- Nombrarlo su “ayudante de clase” y encargarle ciertas tareas que favorezcan su movilidad en el aula (o incluso fuera).

10- Estar atento para percibir cuando muestra inquietud, nerviosismo o lleva mucho tiempo quieto o en silencio. En estas ocasiones, hacerle preguntas que impliquen hablar o moverse. Esto no es necesario con alumnos inatentos.

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *